Certificados en la industria de la moda: GOTS

194 views | Uncategorized

GOTS son las siglas de Global Organic Textile Standard y representa un certificado emitido por la empresa privada, pero sin ánimo de lucro, Global Standard gemeinnützige GmbH.

Global Standard tiene sede en Alemania y fue fundada en 2002 por cuatro organizaciones (una alemana, una japonesa, una estadounidense y una británica) de la industria textil.

Objetivo del certificado GOTS

El objetivo único de Global Standard es fomentar el uso de tejidos orgánicos en la industria textil. Para conseguir esto, crearon la norma GOTS, que sólo se puede obtener si se cumplen los requisitos marcados por la propia organización. La norma incluye requisitos para el sistema de cultivo, la producción de materias primas, la fabricación de textiles y la cadena de suministro. Entre otros requisitos, la norma impone fuertes restricciones y/o condicionantes en el uso de pesticidas tóxicos y fertilizantes sintéticos, en la cría de animales y en el cultivo de organismos modificados genéticamente.

La propia organización es la que se encarga, pagando las tasas correspondientes y a través de auditorías, inspecciones in-situ, investigaciones propias y sanciones, de validar y certificar materiales y procesos.

La organización Global Standard dispone de una web (en inglés) bastante completa donde recogen toda la información relacionada con su funcionamiento como empresa y con el funcionamiento de su norma GOTS. Además, existe un documento PDF (en español es no vinculante, el vinculante es el que está en inglés) que explica durante 43 páginas el sentido general de la norma.

La norma GOTS divide el proceso de fabricación textil en 8 etapas (separación e identificación, hilado, apresto y tejido, producción de telas no tejidas, procesos húmedos, teñido, estampado y acabados) y define requisitos para cada una de ellas. Para obtener el certificado GOTS es imprescindible poder asegurar que las fibras orgánicas no entran en contacto con otras fibras, ni con sustancias prohibidas por la propia norma. Además, es obligatorio el correcto etiquetado e identificación de los materiales durante toda la cadena de suministro.

Certificado GOTS desde el punto de vista de una marca indie

Como marca indie, pequeña, con recursos limitados, es tremendamente improbable que acabes hablando con empresas que están en puntos anteriores al último, el 8, que es el acabado. Estas empresas, las que hacen el acabado, compran grandes cantidades de metros lineales de tejido ya teñido y acabado, y se encargan de realizar el mecanizado y cosido final según patrones proporcionados por las marcas.

Entonces, aunque estudiarse la norma al completo pueda resultar fascinante, a las marcas sólo os/les debe preocupar dos cosas: que estas empresas que hacen el acabado tengan el certificado GOTS al día, y pagar la tasa correspondiente como empresa vendedora de productos certificados con GOTS.

Esta tasa son 150 € al año. A cambio de estos 150 €, Global Standard te mostrará en el listado de tiendas que tienen en su web, y os pedirá información y fotos de los productos que vendes, para asegurarse que provienen de empresas certificadas.  Te dejamos el link a este formulario.

[Link al formulario para aparecer en el listado de marcas que venden productos certificados GOTS]

Dado el prestigio que ha adquirido este certificado se ha hecho habitual la trampa, y hay empresas y marcas que dicen estar certificados falsamente.

En Brandsbeats no nos hemos puesto, por ahora (quizás en un futuro lo hagamos, si se puede automatizar), a validar la certeza de los certificados. Si una marca asegura estar vendiendo productos certificados GOTS nosotros le añadimos la etiqueta.

Puedes encontrar marcas con la etiqueta GOTS siguiendo este enlace: https://brandsbeats.com/certificados/gots/

Por último, es importante aclarar que el certificado GOTS no es, de ninguna manera, de obligado cumplimiento. Es simplemente una propuesta de una parte de la industria textil para dirigir el mercado y a los consumidores hacia ciertos materiales y productos.


Tags:


Compartir: